.

domingo, 17 de abril de 2011

DONDE MUERE EL SOL



Un pájaro besa la tarde,


el mar vigila el encuentro.


La espuma trae mensajes


de algas trasnochadas.


Criaturas nocturnas danzan


entre las estrellas.


El silencio de las piedras


recibe el anochecer.


La eternidad del mar


apenas nada.

6 comentarios:

Antonio dijo...

la eternidad del mar... apenas nada. Extraordinario. da para varias interpretaciones como toda poesía que se precie de tal. Gracias por compartir.

Juan Pomponio Castiglione dijo...

Gracias querido Antonio. Va un gran abrazo otoñal desde el sur de Buenos Aires.

Saludos de luz

Juan

santiago dijo...

gracias por pasar el enlace.
ha sido un placer leerte , volveré por el blog.
Un saludo

Juan Pomponio Castiglione dijo...

Santiago, gracias por estar en el blog. Te dejo un gran abrazo de letras.

Juan

Mixha Zizek dijo...

un bello poema, me gusta mucho su ritmo, besos

Juan Pomponio Castiglione dijo...

Mixha, gracias por tus palabras. Me alegra que te guste la poesía.

Te dejo un abrazo de luz

Juan Pomponio